USOS Y VENTAJAS DEL PORCELANATO

publicado en: Novedades, Sin categoría | 0

Colocado en baños, cocinas, salas, tiendas… el porcelanato se ha convertido en un material muy buscado y utilizado por decoradores, y constructoras para crear un sinfín de ambientes con acabados de lujo, óptima calidad y gran resistencia.

Como nos lo explica Christopher Dabdoub, presidente de Porcerámica, empresa número uno en porcelanatos del país -con la que trabaja HGH Desarrollos-, el término porcelanato está asociado a la porcelana que posee alta dureza, se obtiene a partir de una mezcla arcillosa cocida a alta temperatura y presiones de compactación superiores a las utilizadas en la producción de cerámicas convencionales.

Este proceso da como resultado un material inalterable, que es técnicamente superior a cualquier otro piso o revestimiento por su altísima resistencia y enormes posibilidades decorativas.

“La mayor diferencia entre porcelanato y cerámica es que el primero tiene menos de un 0.5 de absorción y esto le permite ser llamado o distinguido como porcelanato.
Es una pieza compactada a más de 10 toneladas de presión, lo que lo hace altamente resistente al impacto, por lo que es casi imposible de romper”, señala el experto.

Muy fácil de colocar y de un económico mantenimiento, con el porcelanato se pueden revestir pisos, muros y superficies, siendo los primeros su uso más convencional. Por su dureza, resistencia y elegancia, son adecuados para diversos ambientes del hogar, como salas, comedores y habitaciones.

Este material también es ideal para exteriores, por su resistencia. Y sus capacidades antideslizantes lo habilitan también para su colocación en cuartos de baño, cocinas y zonas alrededor de piscinas. Resiste la abrasión y los químicos con gran eficiencia, lo que evita la proliferación de focos infecciosos.

Su mínima absorción de líquidos también facilita su limpieza y mantenimiento, además de resistir bien a las manchas y el brillo del esmalte en el porcelanato es más resistente al ”arañado” si se compara con la cerámica convencional.

En fachadas se recomienda mucho su uso sustituyendo al granito, ya que el porcelanato es más fácil de instalar y más liviano. Hay que recordar que el cambio de temperatura y la humedad produce manchas o alteración de color en las piedras naturales, cosa que no sucede en el porcelanato.

Dabdoub nos señala que en el mercado existen porcelanatos en diversas presentaciones, tamaños, formas y cortes; y los hay lisos y rugosos, planos o estampados, por lo que brindan un sinfín de posibilidades decorativas, como los que ofrece Porcerámica, icono de innovación y vanguardia en el diseño en el país.